mandarinas

Si encuentra esta información valiosa, ¡Compartala!

¿Sabía usted que la mandarina contiene flavonoides que ayudan a prevenir las arrugas, la diabetes tipo 2 y la obesidad?

No solo son una excelente fuente de vitamina C, las mandarinas también nos ayudan a estar delgados y a prevenir la aparición de arrugas.  Así es, quizás usted nunca había  relacionado el consumir mandarinas con mantener un cutis terso o prevenir la diabetes tipo 2, pero existe evidencia que lo confirma. Las mandarinas se clasifican en 3 grandes grupos: clementinas, híbridos y satsumas. Las propiedades que detallado a continuación son similares en todas las variedades. 

Las mandarinas ayudan a combatir la obesidad, la diabetes tipo 2 y la ateroesclerosis.

Un estudio de la Universidad de Western Ontario (1)  ha descubierto que la Nobiletina, una sustancia presente en las mandarinas no solo ayuda a combatir la obesidad, sino también protege al organismo contra la diabetes tipo 2 y la ateroesclerosis, enfermedad responsable de la mayor parte de los ataques al corazón y embolias.

Murray Huff y Erin Mulvihill realizaron un estudio sobre los efectos de un flavonoide llamado Nobiletina que se encuentra presente en las mandarinas.

El estudio consistió en alimentar dos grupos de ratones con la llamada dieta occidental, la cual consistió en altas cantidades de grasa y azucares refinados, ambos grupos fueron alimentados de la misma forma pero uno de ellos recibió suplementación con Nobiletina.  El grupo de ratones que no fue suplementado desarrolló obesidad y mostró los síntomas relacionados con síndrome metabólico: triglicéridos y colesterol elevados, niveles altos de azúcar e insulina en la sangre, e hígado graso.  Estas anormalidades metabólicas incrementan considerablemente el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2.  Por otro lado, el grupo que fue suplementado con Nobiletina no presentó niveles elevados de triglicéridos ni colesterol y tampoco mostró niveles elevados de glucosa e insulina en la sangre, este grupo no presentó aumento de peso anormal.  Los ratones de este grupo desarrollaron una mayor sensibilidad a los efectos de la insulina que los del grupo no suplementado.  

La Nobiletina evitó una acumulación de grasa en el hígado estimulando la expresión de los genes involucrados en quemar grasa e inhibió a los genes responsables de producir grasa.

Los ratones tratados con Nobiletina mostraron una protección contra la obesidad, dice Huff.  En estudios a más largo plazo, la Nobiletina también protegió a dichos animales de ateroesclerosis, evitando la acumulación de placa en las arterias.

 

Los flavonoides contenidos en las mandarinas protegen a la piel del envejecimiento, previniendo la aparición de varices y arrugas.

Las mandarinas tienen una alta concentración de el flavonoide hesperidina. Este flavonoide actúa sinergísticamente con la vitamina C para ayudar al cuerpo a producir colágeno. El colágeno es un proteína muy importante que se encuentra en todas las estructuras importantes del cuerpo como los huesos, tendones y ligamentos, da firmeza y elasticidad a la piel y evita la flacidez. Con la edad la producción de colágeno disminuye, por lo que es muy importante que ayudemos a nuestra cuerpo a producir colágeno naturalmente.   La hesperidina no solo nos ayuda a producir colágeno, sino que también tiene una fuerte acción antioxidante, la cual protege a la piel de el dañino efecto de los radicales libres.

La rutina es un flavonoide que se encuentra en varias frutas y verduras, principalmente en las frutas cítricas.  Este maravilloso compuesto tiene la capacidad de proteger los vasos capilares (venas y arterias más delgadas del cuerpo las cuales irrigan áreas como los ojos, los riñones, los dedos de las manos y los pies), y es especialmente bueno para combatir las varices, ya que protege las paredes de dichos vasos capilares, evitando que se rompan y produzcan lo que llamamos venas varicosas.

La rutina ayuda a adelgazar la sangre de forma natural, mejorando así la circulación y llevando oxígeno y nutrientes a las células de la piel y de todo el cuerpo.

Otra extraordinaria forma en la que la rutina protege las venas y arterias es regenerando la vitamina C, así es, suena increíble pero la vitamina C puede ser regenerada después de haber sido utilizada para combatir radicales libres, ¡recuperando así su poder antioxidante!  Y debido a que la vitamina C juega un rol importante en la producción de colágeno,  ayudando en consecuencia a mantener sanas las paredes de los vasos capilares.

La rutina reduce también la degradación del colágeno causada por productos finales de glaciación avanzada (cuyas siglas en inglés son AGE), los cuales aceleran el envejecimiento de la piel.

Con la edad la piel empieza a mostrar signos de envejecimiento, uno de los cuales es la aparición de manchas oscuras, la hesperidina de la mandarina limita la producción de la enzima tirosinasa la cual es responsable de producir melanina, el pigmento de la piel, de esta manera podemos disminuir la aparición de manchas en la piel (3).

Y finalmente, como todos sabemos, además de los extraordinarios beneficios mencionados anteriormente, las mandarinas tienen un alto contenido de vitamina C.

El invierno es la mejor época para comer mandarinas, supongo que Dios en su infinita sabiduría nos regaló las mandarinas en esta temporada ya que su alto contenido de vitamina C nos ayuda a combatir resfriados y enfermedades respiratorias tan comunes en esta época.

La vitamina C de las mandarinas ayuda a prevenir el cáncer y enfermedades cardiovasculares como la ateroesclerosis. La vitamina C también ayuda a elevar los niveles del colesterol bueno (HDL), a controlar la presión alta y a evitar la formación de placa en las arterias. La acción anticancerígena de la vitamina C está relacionada con su habilidad para evitar que los tumores crezcan.

La vitamina C también juega un papel muy importante en la formación de colágeno, el cual da soporte a la estructura de la piel, preservando su apariencia juvenil y previniendo la aparición de arrugas.

Así que amigos, aprovechemos la abundancia de mandarinas en este invierno, ¡consumámoslas a la vez que cuidamos nuestra salud!

Si encuentra esta información valiosa, ¡Compartala!