¿Puede una pequeña raíz matar células de cáncer, así como combatir la acidez estomacal y la diabetes?

25 de noviembre del 2015
Autor: Verónica Pando

El jengibre, también conocido como kion chino, ha sido usado por miles de años como hierba medicinal, actualmente se han podido comprobar cientificamente los efectos que esta maravillosa especia tiene sobre nuestra salud. El jengibre es un excelente anti-inflamatorio, mata células cancerígenas, ha demostrado ser más efectivo que los antibióticos para combatir infecciones de estreptococos, es analgésico y ayuda a combatir problemas estomacales como la colitis ulcerativa y la acidez estomacal, asi como las náuseas. Los beneficios del jengibre son muchos más, a continuación les detallo solo unos cuantos.

De manera similar a la cúrcuma, el jengibre mata diferentes tipos de células cancerígenas

Los shogaols son producto de la deshidratación del gingerol, compuesto activo del jengibre.  El 6-shogaol recientemente ha sido identificado como un potente compuesto anticancerígeno, inhibe el desarrollo de varios tipos de células cancerígenas como:

  • Reduce la viabilidad de células gástricas cancerígenas (1)
  • Produce mitosis aberrante, seguida de apoptosis (autodestrucción de la célula) en células de cáncer de colon (2)
  • Tiene efectos anti-invasivos en células de cáncer de mama (3)

Un estudio recientemente publicado en PLoS ONE mostró un poderoso mecanismo en el que 6-shogaol induce la muerte de células de cáncer de mama asi como de esferoides de células madre.  Los esferoides de célula madre son modelos de tumores creados en el laboratorio donde se estudia el comportamiento de las células madre de cáncer, estos modelos representan con mayor exactitud a los tumores reales en comparación con los modelos de una sola capa de células.  El efecto que tiene el jengibre en los esferoides de células madre es muy importante ya que se cree que son las células responsables de la metástasis.

 

El jengibre es una poderosa arma para combatir la diabetes.

La diabetes es una condición metabólica caracterizada por un elevado nivel de azúcar en la sangre, el cual tiene un efecto perjudicial en el cuerpo como inflamación crónica y estrés oxidativo. Este último se define como una perturbación en el balance entre la producción de especies reactivas de oxígeno (radicales libres) y la habilidad de nuestro organismo para combatirlos. Un nivel alto de azúcar provoca un efecto pegajoso en la sangre que daña los vasos sanguíneos capilares, lo que impide que la sangre llegue a ciertos órganos como los riñones, los ojos, el corazón, los nervios y los pies.

Un estudio recientemente publicado en el diario Complementary and Integrative Medicine, The effect of ginger (Zingiber officinale) on glycemic markers in patients with type 2 diabetes”, mostró una mejora estadísticamente significativa en los siguientes marcadores de glucemia en pacientes con diabetes tipo 2 después de tomar jenjibre en cápsulas por 3 meses:

  • Los niveles séricos de glucosa (glucosa en la sangre) bajaron significativamente
  • El porcentaje de HbA1c bajaron significativamente, este marcador mide el nivel promedio de azúcar en la sangre por períodos de semanas/meses
  • Nivel de insulina, bajó significativamente
  • Resistencia a la insulina, bajó significativamente
  • Proteína C reactiva (CRP), un marcador de inflamación, bajó significativamente
  • Paraoxonasa-1 ó PON-1 (un marcador de la reducción del estrés oxidativo) aumentó significativamente
  • Capacidad antioxidante total (TAC) aumentó significativamente

Los medicamentos farmacéuticos de administración oral utilizados para el tratamiento de la diabetes (gliburida y/o metmorfina), así como la insulina, se enfocan en bajar los niveles de azúcar en la sangre, sin embargo, pueden tener efectos secundarios que incrementan los niveles de mortalidad por todas las causas, y en el caso de la insulina, ésta puede incrementar el riesgo de presentar complicaciones relacionadas con la diabetes, cáncer y mortalidad por todas las causas.  Por el contrario, las terapias naturales no tienen este tipo de efectos secundarios ya que no tienen únicamente un ingrediente activo que combate un problema en específico pero que ocasiona un desbalance en otras funciones del cuerpo, sino que contienen una gama de ingredientes naturales en un balance perfecto que benefician al cuerpo de una manera holística.

 

El jengibre alivia los síntomas de la acidez estomacal y la indigestión.

La acidez estomacal es un problema que afecta a millones de personas, y como se cree que es causada por un exceso de ácido en el estómago, la mayoría de la gente comete el error de tomar medicamentos para reducirla, sin embargo, aún cuando puedan sentir un alivio temporal, su problema empeorará a largo plazo produciendo entonces inflamación en la mucosa del estómago ó gastritis.   ¿Cómo es esto posible? La razón es que los medicamentos que reducen la acidez estomacal no están atacando la causa raíz del problema, que aunque no lo crean, es un nivel bajo de acidez en el estómago.  Así es, y la explicación es la siguiente, la comida que está siendo digerida en el estómago, también llamada bolo alimenticio o quimo, necesita alcanzar un pH de entre 1.5 y 3.0 para que el esfínter pilórico o píloro, que es la válvula que se encuentra en la parte final del estómago, se abra y deje pasar el quimo hacia el intestino delgado, si dicho nivel de pH no es alcanzado, el esfínter pilórico no se abre y la comida permanece en el estómago por más tiempo de lo normal, lo que provoca un sobrecrecimiento de microorganismos, los cuales son alimentados por los carbohidratos del quimo produciendo que éstos se fermenten.  Eventualmente, el sobrecrecimiento bacteriano produce una presión excesiva en el estómago y una mala digestión de los alimentos, lo que provoca que el esfínter esofágico inferior (LES), el cual separa al esófago del estómago,  se abra y permita el paso del ácido estomacal al esófago, teniendo como consecuencia síntomas de acidez estomacal, esto debido a que la delicada cubierta del esófago es dañada por el ácido estomacal, aún cuando el nivel de pH del estómago no es tan ácido como debería.

Ahora, regresando a nuestra maravillosa especia, el jengibre favorece una buena digestión, lo que evita que el esfínter pilórico se abra dejando pasar el ácido estomacal al esófago.  El jengibre ayuda al tracto digestivo tonificando los músculos del intestino, facilitando la transportación, transformación y asimilación de los alimentos. El jengibre estimula al estómago para que produzca jugos gástricos, en la India preparan una mezcla de jengibre con limón y sal para entrenar al estómago a que produzca ácidos gástricos.

Aquí les comparto la receta:

  • 1 raíz de jengibre (de aproximadamente 1.5 veces el tamaño de la palma de tu mano)
  • El jugo de 2 limones grandes (amarillos o verdes)
  • 1 cucharadita de sal (preferentemente de mar o del Himalaya)

Pelar el jengibre con un cuchillo o con un pelador de papa y rallarlo, si no tiene rallador lo puede picar muy finito. Mezclar todos los ingredientes en un frasco. Dejar reposar durante toda la noche, tomar ½-1 cucharadita de la mezcla antes de las 2 comidas mas fuertes del día por 2-4 semanas.  El jengibre se mastica un poco  y posteriormente se desecha la fibra.

En internet puede encontrar muchas diferentes recetas que contienen jengibre, el cual se usa generalmente rallado, pero también se puede utilizar en polvo.  Se puede agregar a muchos diferentes platillos como el arroz o el pollo.

Otra excelente forma en la que podemos incluir el jengibre en nuestra dieta diaria es preparándonos un delicioso té de jengibre, que si desean hacer aún mas benéfico para su salud, lo pueden combinar con cúrcuma.

 

Share this Post